CHAMANISMO, APUNTES DE LA TRADICIÓN ANDINA DE Q´EROS

 

“Tengo un solo corazón, ¿cómo podría hacer si tuviese varios corazones?
Uno diría una cosa, otro diría otra cosa y yo no sabría donde ir.
Pero tengo un solo corazón, por eso sé adonde tengo que ir.
María Apaza Machaca

 

Describir rituales y procedimientos, fotografiar los elementos que utiliza el chamán, transcribir las palabras que utiliza, es sencillo hoy en día; una vez, claro está, que el chaman te permite permanecer como testigo o incluso asistirle en su trabajo. Así se han realizado estudios antropológicos de innegable valor que han servido para documentar un conocimiento antiguo, que sigue utilizando técnicas ancestrales que permanecen operativas y que tienen resultados aún hoy en día incluso fuera de sus comunidades de origen, por lo que podríamos decir que tienen un efecto más allá del sistema de creencias de las personas que participan. Pero contemplar como el chamán se mueve y vive en la realidad transpersonal constantemente, es algo muy distinto, difícil de describir, ser testigo de cómo, en un día cualquiera, en una situación común, el chamán nombra el viento y el viento comienza a soplar inmediatamente, cómo cuida sus piedras y como éstas se mueven suavemente cuando les presta atención, cómo canta a las olas y el mar hace un instante de silencio, ser testigo de estos instantes transpersonales no puede llevar más que al asombro más profundo, y justo después, al silencio para, al menos, no entorpecer el flujo del misterio.

Me gustaría ahora y para terminar, compartir unos apuntes de la convivencia con a Doña María Apaza, Doña Isabela Apaza y Don Manuel Jerillo, Alto Misayoc-Curac Acullej y Pampa Misayoc respectivamente de la tradición andina de Q´eros.  A pesar de haber tenido ya la oportunidad de trabajar con otros Pampa Misayoc de la tradición Q´eros, he de decir que la labor impecable, alegre y totalmente efectiva de Doña María Apaza y de su linaje, difiere notablemente de otros sacerdotes andinos que había conocido, tanto en la forma como en el fondo y en ese “vivir chamánico” en el día a día, como si lo transpersonal estuviese tan integrado en lo cotidiano que se hubiese vuelto también cotidiano para ellos.

En los últimos años he tenido la fortuna de colaborar aún más directamente en el Proyecto Inkarri de Pneuma Insititute, proyecto que Juan Ruiz Naupari sostiene desde hace casi 30 años y que tiene como fin tanto el mantenimiento y mejora de las condiciones de vida de las comunidades Q´eros de Cuzco, en Perú, como revalorizar su sabiduría, su cultura, espiritualidad y lengua. Es también objetivo de este proyecto el mantenimiento genuino de sus tradiciones, sin que se vean contaminadas o mediatizadas con otras corrientes de psicología o espiritualidad actual. En esta colaboración, coordinando la Gira de Doña María, Don Manuel y Doña Isabel, he tenido la gran oportunidad de convivir aproximadamente  seis meses con ellos y participar en gran número de consultas privadas de sanación, iniciación, despachos, limpiezas energéticas y trabajos de recuperación del alma, tanto a niños como a adultos.

Vayan aquí algunos apuntes que espero sirvan más como inspiración que como descripción exhaustiva de sus métodos, lo cual excede el propósito de este artículo.

 

CUANDO LAS PIEDRAS HABLAN

No tengo palabras para describir el trabajo de Doña María y Don Manuel. Sus oraciones, sus plegarias invocando a las Fuerzas de la Naturaleza, las montañas, las estrellas, la madre agua (la que cae del cielo, la que está en la superficie, la que está en el interior de la tierra), el arcoiris… Es posible describir el proceso, claro, la mente racional incluso lo intenta, pero es imposible describir lo que sucede, lo que realmente está sucediendo.

Doña María pregunta en qué puede ayudar, la persona respondes, ella le mira… y la magia comienza. Limpia con sus Khuyas (piedras naturales utilizadas en el trabajo de sanación y karpay en el linaje de María Apaza), extrae así la energía pesada, hucha, los sustos, los sufrimientos; coloca minuciosamente otras Khuyas diferentes sobre el cuerpo y comienza su trabajo de conexión, de bendición, de recarga. Al contemplar, diría que los Apus han escuchado su llamada y se concentran alrededor de la persona, el ambiente cambia, el aire se vuelve diferente y, al observar a la persona que está acostada con las khuyas colocadas en su cuerpo, es obvio que ha comenzado su viaje interior. Ella continúa: reúne la energía con sus manos, llama a su alma para que regrese, sopla su aliento sagrado, envía energía acá o allá, en diferentes partes del cuerpo.
En un momento se detiene, mira las Khuyas, ellas se mueven, laten, de una manera especial, Doña María reordena, sonríe, me indica que mire también, asiente con la cabeza. “Están trabajando bien”, dice. Entonces, trae las flores para que el alma aprenda a florecer, a renacer. Sopla de nuevo, invoca de nuevo, incluso baila para que la energía del solicitante aprenda la alegría.

“El trabajo está hecho”, dice, “vas a estar mejor”.

¿SANACIÓN, KARPAY U OFRENDA?

Podemos agrupar el trabajo de Doña María Apaza, Doña Isabela Apaza y Don Manuel Jerillo, en tres grandes grupos:

– Sanación: Un trabajo eminentemente energético pero que abarca, obviamente los demás niveles: físico, mental-emocional… Está indicado cuando hay algún tipo de síntoma (físico o psicológico), sus efectos son de armonización, limpieza, equilibrio y recarga energética. En el caso de síntomas muy instaurados quizá se necesite más de una sesión.
– Karpay (Iniciación): Tambien un poderoso trabajo energético pero esta vez para conectar con el propósito vital, para reforzar las habilidades y opciones vitales. Muy indicado para profesionales que trabajan en la atención a otros pues les refuerza y proporciona más energía, dirección y propósito.
– Ofrenda (Despacho): A través de la Ofrenda a la Pachamama se establece un diálogo con ella, se le agradece por todos sus dones y se le pide lo que se necesita (en la familia, el trabajo, en las relaciones…). Es una forma de ayni (reciprocidad y fluidez). En todos los casos, en la Tradición Q´eros se invoca a las fuerzas de la Naturaleza: las montañas, el viento, las estrellas, el agua, la tierra, el fuego… pero según sea la intención se trabajará con diferentes elementos. Toda una ciencia de una tradición milenaria que conserva el conocimiento de lo transpersonal de modo totalmente práctico.
DESPACHO ANDINO: La relación con los Tres Mundos.

El Despacho comienza suavemente, dicen Doña María y Don Manuel: “Vamos a trabajar dulcemente” y con toda delicadeza comienzan su ofrenda ritual, lo hacen por el solicitante pero también por todos los seres vivientes, por los ancestros y por los que vendrán después, pues, en la tradición andina de Q´eros, cada persona es parte de una red de relaciones sutiles en la que el tiempo y el espacio tienen unos límites difusos difíciles de describir.

Realizan sus invocaciones en quechua, sin explicar nada al espectador occidental, comienzan así la conversación con los reinos de lo transpersonal. Sonidos que despiertan una memoria antigua que trae reminiscencias del Origen, sin entender apenas lo que dicen, salvo algunas palabras que vienen del español y los nombres de algunos Apus, la sonoridad de una lengua que recuerda al tibetano, al egipcio antiguo, al náhuatl, al arameo, abre espacios olvidados en la mente, en la emoción.

A partir de ahí, todo lo que sucede tiene un sentido simbólico y sagrado. Cada elemento puesto en la ofrenda va formando un precioso mandala. Lo que realmente sucede, lo que energéticamente sucede, no puede describirse, tan sólo puede sentirse. El mandala lentamente se va dibujando en tu interior, tus Tres Mundos internos se armonizan: lo de arriba, lo de abajo y lo de aquí-ahora se colocan; tu consciente y tu inconsciente, tu masculino y tu femenino sagrados entran en sintonía. Todo desde la alegría, todo desde el rezo, todo desde la ligereza del espíritu, bajo la guía y tutela de los Apus, los guardianes de la Sabiduría, los agentes de la sanación, pues son Ellos, y sólo Ellos quienes realmente realizan el trabajo según nos ha contado Doña María. Y más que nada, todo, en palabras de Juan Ruiz Naupari, bajo la guía del Apu más poderoso, el más cercano, el que más te ama: tu Ser, El Espíritu Brillante como una Estrella que mora en tu Interior.

En esa sintonía, se van ordenando los diferentes componentes de la ofrenda, según sea el propósito, según sea la energía del grupo o de la persona que ha solicitado el rezo: el algodón, los pétalos de las flores, los dulces, las semillas, las “joyas”… se colocan en un mapa antiguo que representa para los Q´eros al ser humano perfecto (6) y que recuerda al alma cómo llegar a esa perfección del Amor representado por Inkarri, el Inka Rey, el hombre y la mujer autorrealizados.

 

Por Maite Pardo Sol
Psicoterapeuta transpersonal. Coordinadora en Europa del Proyecto Inkarri-Q’eros.
Counselor. Mentora de Danzas de Paz Universal. Especialista en Chamanismo Esencial, Dreamwork, Solar Magnetism Therapy.
ayni3@yahoo.es

 

BIBLIOGRAFÍA y LIBROS RECOMENDADOS:

Cartier, R y JP. (1995) Los guardianes de la Tierra. Luciérnaga.

Eliade, Mircea (2009). El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis.   Fondo de Cultura Económica.

Larsen, S. (2000) La puerta del chamán. Ed. Martínez Roca.

Knipper, S. (1988) Estrategias Psicológicas y Psiquiátricas de los Chamanes y el Chamanismo. Revista de Psiquiatria Clínica, 2007

Matthews, J. (2014) La biblia del chamanismo Gaia Ediciones.

Narby, Jeremy y Huxley, Francis (2005). Chamanes a través de los tiempos Quinientos años en la senda del conocimiento . Kairós.

Cursos de Chamanismo Esencial. De 1999 a 2010. Juan Ruiz Naupari en Perú, México y España.

Trabajo con D. Juan Pauccar, D. Sebastián Pauccar y D. Luis Quispe. Pampa Misayoc de la tradición Q’eros. De 1999 a 2014.

Convivencia y asistencia en sus actividades y rituales a Doña María Apaza, Doña Isabela Apaza y Don Manuel Jerillo. 2016 y 2017.

Interior de El Conocimiento. Capacitación Transpersonal Módulo I de Pneuma. Juan Ruiz Naupari.

Análisis Transpersonal y Respiración Pneuma. Capacitación Transpersonal Módulo V de Pneuma. Juan Ruiz Naupari.

Fernández Juárez (1997). Entre la repugnancia y la seducción. Ofrendas en los Andes del Sur. Centro de Estudios regionales andinos “San Bartolomé de las Casas”.

Sullivan, W. (1999). El secreto de los incas Los misterios de una civilización perdida.

Fernández-Baca Tupayachi, C. (1999). El otro Saqsaywaman. Ed. Pachamama

Lévi-Strauss, C (1977). Antropología Estructural. Eudeba.

 

Tienes algún comentario o pregunta?

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , , , ,